angeles reales, historias verdaderas

HISTORIAS DE ÁNGELES REALES, VERDADERAMENTE EXISTEN LOS ÁNGELES Y LOS MILAGROS

 

LA HISTORIA DE JULIE MORGAN

 

 

historias reales de angeles, angeles de Dios mensajeros de Dios

Te has preguntado cuántas veces te levantarás para seguir caminando y alcanzar el propósito de tu vida.

 

Mi nombre es Julie Morgan. Soy una joven de 25 años. Esta es mi historia. 

Al levantarme a las 5:00 am es muy estresante para mi. Pero ese día estaba  tranquilo la alarma sonó justo a las 5:00 am; estaba dando vueltas en mi cama, con el deseo de no levantarme. Me repetía una y otra vez «levántate, levántate» pero no quería, pasaron 10 minutos para que me levantara, me duché, tomé un café y salí corriendo de mi habitación al parecer madre ya se había ido al trabajo, siempre me dejaba una nota con un mensaje  de motivación, tan linda mi madre, ella siempre se preocupa por mi.

Baje corriendo y salí de mi casa, saludaba a todo el que se ponía en mi camino,  uff el viento soplaba tan fuerte que era capaz de levantar mi cabello.

 

El miedo a lo desconocido

 

Estaba por cruzar la calle, sentí que tenía que ver hacia atrás, algo extraño había sentido, no sabía qué era, algo no estaba bien, me sentí observaba, me quede paralizada mire a todos lados, pero no vi nada extraño. Ademas del miedo que sentí en ese momento

Seguí caminando, a cada paso que daba tenia miedo  y mi corazón palpitaba al cien por segundo, realmente eso sentí. No puede comprender lo que pasaba en ese instante, temerosa sin saber que me preparaba el destino.

Ese día sentí mucho miedo, al llegar a la oficina salude a todos mis compañeros y corrí con Susan mi mejor amiga, le conté lo que me había pasado, era muy extraño; esa sensación que no se puede explicar. Susan me tranquilizo con sus palabras de apoyo y me sentía mas tranquila, el día de trabajo siguió normal.

Cumpleaños de mi madre

 

historia de angeles reales, angeles de Dios-el miedo a lo desconocido-cumpleaños-



 

Regrese a casa, mi madre ya había llegado, estaba justo en la cocina esperándome para cenar. Mi padre nunca llegaba temprano siempre se iba a trabajar a otros estados; a veces llegaba a casa, no era extraño para nosotras dos.

¿Madre qué haces? le pregunté y me respondió preparando tu cena acaso no te acuerdas que día es hoy, o si claro madre hoy es martes, me quedé en silencio pensando en que  fecha era y para mi sorpresa era el cumpleaños de mi madre ¡Oh por dios! se me olvido traer tu regalo, de tan preocupada que estaba lo olvide por completo no te enojes, mañana te comprare tu regalo, no te preocupes dijo mi madre y se quedó callada por unos minutos y sonrió.

 

El hombre desconocido 

 

Al siguiente día desperté y otra vez, mi rutina de cada mañana, salí de mi casa no desayune, había comido mucho la noche anterior. Seguí caminando llegué a la estación del bus,  me detuve, vi a un chico alto muy apuesto pero no quise que él se diera cuenta de que lo estaba viendo, el levanto la cabeza y me sonrió, pensé que no era conmigo así que seguí caminando hacia el autobús. Mire hacia atrás y el chico apuesto estaba justo a mi lado, él estaba vestido muy extraño, tenía un sombrero pequeño de color negro, una gabardina muy larga y maletín negro muy grande.

Subió al mismo autobús, me observaba cuidadosamente y cada vez que lo miraba, la mirada de él se desviaba hacia otro lado, no quise ponerle mucha importancia así que estaba pensando que le compraría a madre por su cumpleaños, que lo tenía tan presente pero justo el mismo día lo olvide.

Todos en el autobús iban apurados, muchos con sueño, hablando con sus amigos, con sus parejas, viendo su celular y otros leyendo el periódico y estaba observando el movimiento de todos pero lo que no sabia que alguien me estaba observando también, llegué a la estación donde me bajaba, el chico bajó ahí y me quede sorprendida.

 

 

 

Situaciones o circunstancias de la vida no lo sé, pero creí que era el destino

 

angeles reales, angeles de Dios -mensajeros de Dios-el miedo -historias reales-testimonios

 

Bajamos del autobús y el se acerco hacia mi, y me pregunto ¿Conoces algún restaurante cerca? por un minuto me quedé callada y pensando en uno dije ahh si, claro que sí conozco uno, tienes que caminar hasta la esquina y vas a llegar a la avenida principal donde hay un supermercado y ahí solo tienes que cruzar a la derecha y llegas al restaurante. Pero él tratando de hablar mas conmigo, sonrío y me dijo ¿Te invito a desayunar? si no te molesta, te he visto varias veces y hemos tomado el mismo autobús y siempre nos bajamos en el mismo lugar pero tu nunca me veías y hoy me atreví a hablarte. Me quede callada y sin respuesta.¿Cómo es que el me había visto?, era algo sorprendente porque siempre observaba a todas las personas del autobús y no lo había visto, Mi repuesta fue no y seguí caminando. Llegue al trabajo, busqué a Susan para contarle, se sorprendió, me dio algunos consejos para que no confiara en extraños.

Pero seguí con mi trabajo y así pasaron varios días para ser exacta 15 días desde aquel primer encuentro. Todas las mañanas me quedaba observando a todos lados. Pero no lo volví a ver durante esos días.

Ya lo había olvidado y seguía con mi vida normal.

 

El reencuentro

 

Recuerdo ese día, cuando lo vi otra vez, el estaba sentado en la estación de buses y yo esperaba a un amigo que pasaría a traerme. Se levantó rápidamente y me miró fijamente, yo  estaba con un vestido rojo hasta los tobillos, zapatos de tacón color negros y con un maquillaje ligero, estaba emocionada y por dentro me decía ¡Me reconoció!. Se acercó silenciosamente, preguntando: –¿Puedo acompañarte? Me sonroje y el se sentó junto a mi, nos quedamos callados y hasta que se atrevió a hablarme, la conversación se alargaba y me daba esa confianza que jamás había experimentado,era la primera vez que un joven apuesto se acercaba a mi y sin importar mi apariencia.

Seguí con la conversación hasta que pasaron dos horas y mi amigo no llego a recogerme a la estación como habíamos quedado. El joven apuesto como todo un caballero me invitó a cenar. Esa noche fue espectacular, con la ilusión de que volviéramos a salir, pero no sabía su nombre así que le pregunte su nombre; me dijo que se llamaba Adam Cohn, encantador, soñador y sobre todo un caballero amante de la poesía parecía el hombre perfecto para cualquier mujer y claro yo la afortunada que lo había conocido.

Así empezamos a salir, los días se convirtieron en semanas, siempre salíamos a diferentes lugares

 

El inicio de mi viaje

 

 

historia de angles, angeles reales de Dios-miedo-mensajeros de Dios



 

 

Adam me pregunto ¿Quieres ir a conocer a mis padres?. Me sorprendió demasiado. Mi respuesta automáticamente fue un si, ¿Cuando quieres que vayamos? y ¿Donde viven? aún no se nada de ellos. Julie dijo Adam quedándose en silencio total, en su rostro se notaba que estaba buscando las palabras exactas para que aceptara la invitación. Julie –Tenía miedo de que todo fuera una ilusión dijo Adam. Pero les he hablado de ti han quedado encantados contigo y ahora te han invitado a su casa.

Sin saber que desde ahí todo cambiaría. Estaba muy feliz y emocionada. Fui a casa  de Susan y le conté todo lo que estaba pasando, me sentía en un cuento de hadas, le dije a Susan que le escribiría la dirección de los padres de Adam.

Regrese a casa y le conté a mi madre la propuesta de conocer a los padres de Adam, ella como siempre se preocupaba por mi y me dijo ten cuidado hija, tienes que conocerlo mejor, si quieres ir es tu decisión pero me dejas la dirección de los padres de Adam. Claro madre te la voy a dejar el sábado antes de irme, no te preocupes por mí todo estará bien es una simple reunión.

 

Pero  tan equivocada estaba, que no sabía a dónde iría, ni cual sería mi destino.

Seguí con mis planes de viaje era jueves en la noche y llego el viernes salí  temprano de la oficina, solo le dije a Susan que le encargaba a mi madre. confiada regrese a casa a preparar mis maletas e irme de viaje, le llame a Adam para que me diera la dirección me dijo que iríamos a Texas y me mando la dirección por mensaje de texto, le mande un mensaje a Susan con la dirección que Adam me había dado. Y también les deje escrita la  a mis padres.

Adam estaba muy temprano en mi casa tocando la puerta,baje corriendo abrir la puerta, Adam estaba muy apurado, entro a mi casa, me ayudo a bajar mis maletas, no hay duda que el es un caballero. No me despedí de mi madre porque ella había ido a la casa de la abuela la noche del viernes y no llego a dormir y mi padre nunca estaba así que estaba sola en  casa. Adam me apresuraba y decía que  llegaremos tarde a la casa de sus padres;  tenemos muchas actividades con ellos.  Estaba emocionada, feliz de las nuevas experiencias con los padres de Adam, así que salí corriendo me subí al auto y ahí empezó mi tormento.

 

 

Adam empezó a conducir a alta velocidad

 

historias de angeles reales,mensajeros de Dios-miedo-desconocido-

 

El camino me pareció algo extraño porque había ido a Texas y el camino que tomó Adam no era el mismo. Adam este no es el camino a Texas, Julie no te preocupes es un atajo que me enseñaron para llegar más rápido. Ok pero no te salgas del camino que este no lo conozco y nos podemos desviar.

Tuve una sensación de ver hacia atrás, sentía que alguien más iba en el carro con nosotros porque escuche unos ruidos y le dije a Adam. Me decía que llevaba unas herramientas de trabajo para su padre que se las había pedido hace día, pero no me quede con la duda seguía mirando hacia atrás cuando vi que el baúl del carro se abrió un poco hacia arriba y de y de ese baúl salió una mano que rápido regreso a su lugar, Adam se dio cuenta iba mirando a través del retrovisor  pero no me dijo nada seguimos en la carretera en el desvío que decía.

Adam se ponía nervioso cada vez más y más

 

No me decía que sucedía, su respiración se estaba acelerando, parecía mas nervioso. ¿Adam por dios que pasa? ¿Qué sucede? y Adam no decía ni una sola palabra. Después de unos minutos me decía lo siento, lo siento mucho Julie me han obligado hacerlo yo no quería pero ellos te quieren a ti y me mandaron a traerte, claro tus padres verdad Adam ellos me quieren conocer ¿es así? No Julie no son ellos, detente Adam que pares te digo esto no es un juego, no estoy para bromas si me quieres asustar ya lo estas haciendo. Sentía como mis piernas temblaban y mis lagrimas caían sin parar pero aun mas estaba asustada. Adam le dije -Es un juego no es bueno hacer esas bromas. Julie calla que no es una broma todos estamos trabajando y yo no quería porque te amo, pero no puedo oponerme al trabajo, porque si no me matan a mi y a los míos. Tengo que hacerlo, Adam me dijo otra vez lo siento y te amo pero no puedo ayudarte ya estás aquí y no puedo hacer nada por ti. Estaciono el auto a la orilla de la carretera y escuche un sonido como un golpe fuerte y una risa tan desagradable que me dio tanto miedo, al observar la parte de atrás del carro un hombre vestido de negro, con anillos y cadenas de oro saliendo del baúl, alto y fuerte pero no agradable. Yo solo le preguntaba a  Adam ¿Que has hecho?

 

Adam se bajó del carro,triste y llorando diciendo  “lo siento Julie perdóname no tuve otra opción, ellos te querían y no puedo regresar” te amo.  Ellos te dirán que tienes que hacer.

 

Estoy asustada Adam no te vayas gritaba desesperadamente. No volteo a ver siguió corriendo y yo quería salir del carro cuando vi a ese hombre, intente abrir la puerta pero no puede porque apareció otro hombre no se de donde salio. Me sacaron a fuerzas del carro, gritaba fuerte ¡ayuda! ¡ayuda!  sabía que nadie me podía ayudar.

Me resigne, luchaba pero ellos eran más fuertes que yo, me ataron las manos y pies, me vendaron los ojos y me amordazaron, sentía que todo estaba perdido y solo decía ¡Dios mio ayúdame! ¿Que voy hacer ahora? ¿Que sera de mi vida? era lo único que pensaba.

Me pusieron atrás en el baúl del carro, lo cerraron fuertemente y solo escuchaba sus risas y música a alto volumen, ahí fue donde comprendí todo, la historia de mi vida había tenía un destino diferente y que solo Dios podría ayudarme, que todo fue mentira; el hombre de mi vida nunca existió y que todo había sido planeado para llevarme con esas personas que no sabían que querían de mi, estaba destrozada en mi interior buscando una explicación le mande la dirección a Susan pero ella no sabrá nada porque esa dirección es falsa no se a donde me llevan.

Un rayo de luz y esperanza

 

angeles de Dios, mensajeros

 

Paso mucho tiempo hasta que escuche el motor del carro parar, ¿Donde estoy? Empecé a moverme rápidamente los minutos pasaban. Entonces fue en ese momento cuando vi una luz tan brillante más brillante que el sol radiante que emanaba a su alrededor, esa luz traspasaba la venda de mis ojos, solo sentí la presencia de un ser alguien que no era humano que difícilmente no pude ver, me sentí con una inmensa paz que por unos instantes olvide todo, después escuche un sonido,  era la puerta del baúl que se estaba levantando lentamente. Este personaje desató mis manos y pies, me quito la venda que tenia en mi rostro, cuando intente abrir los ojos ya no estaba, no puedo explicar como paso pero paso, salí del baúl corrí lo mas rápido posible, sin que ellos se dieran cuenta.

 

Si existen los milagros

 

Estaba corriendo sin rumbo cuando vi la carretera, iba un auto pero no me miraban así que corrí y me puse en medio de la carretera se detuvieron era una familia que regresaba de sus vacaciones. Les pedí ayuda y me dijeron que me subiera, condujeron  a alta velocidad hasta que llegamos a la estación de policía. Estaba aterrada y muy nerviosa llame a mi madre para contarle lo sucedido. Mi madre fue a recogerme a la estación de policías y ya son 6 mese de lo sucedido nos tuvimos que mudar a otro estado muy lejos de donde vivíamos para que no me encuentren pero aun sigo con el miedo a lo desconocido.

 

lo demás es historia.

 

El miedo pasa pero esa experiencia me ha hecho una mujer más fuerte y precavida con todo lo que me rodea.

 

 

 

 

Comparte este Articulo